domingo, 24 de marzo de 2013

La primera aventura buscando tesoros

Espoleado por el Capitán Click y sus aventuras me he animado a iniciarme en el mundo del Geocaching.

Básicamente, el Geocaching trata de buscar pequeños tesoros (llamados "cachés" en el argot propio) que la gente esconde en diferentes entornos públicos, registrar que has estado allí, si lo encuentras, en el "log" o libro de firmas que suele haber dentro de estos pequeños cachés y en la web de Geocaching (tanto si lo has encontrado como si no). Para esto únicamente necesitas ir armado con un GPS, bien específico o simplemente el que lleva cualquier Smartphone actual y grandes dosis de observación y paciencia.

Aquí un vídeo que lo explica mejor que yo (con subtítulos en castellano):


Hoy, aprovechando un día soleado aunque frío, hemos salido Ludi y yo a buscar tres cachés cercanos y, en teoría sencillos, para ir aprendiendo. El resultado ha sido uno encontrado de tres buscados.

Parque del lago: El puente: Hemos arrancado buscando un caché debajo de un puente en uno de los parques bonitos que tenemos en la ciudad y, después de un buen rato de búsqueda sin resultados y aunque hemos llegado a mirar las pistas que ofrecen en su ficha, no hemos dado con él. No sé si no lo hemos encontrado o alguien lo ha expoliado.

Parque del lago: El anillo ciclista: El segundo caché está en el mismo parque, pero en la zona del velódromo para ciclistas, lugar que frecuento esporádicamente cuando monto en bicicleta. Aquí, después de un ratillo buscando y ayudados por las pistas, lo hemos encontrado. Un caché bien escondido y camuflado. En él nada mas que hay el "log" para firmar, cosa que ha hecho Ludi por los dos y hemos depositado una llavecita de un candado roto.

Ludi firmando el log
Ludi firmando el log.

Naturalmente Parla: Para finalizar nos hemos desplazado al centro comercial Parla Natura (a ver cuanto tiempo dura abierto) a buscar el tercer y último caché de la mañana. Y segundo resultado negativo.

A los dos que no hemos encontrado tocará regresar otra vez a ver si buscamos mejor o tenemos más suerte.

La experiencia me ha gustado. Pasas un buen rato entretenido y creo que se puede combinar bien con la bici o para pasar una mañana con un grupo de amigos conociendo lugares nuevos y después a tomar una cervecita. Hay cachés en zonas muy bonitas e interesantes que se pueden ir conociendo. Ademas, te picas bastante husmeando y rebuscando por todos lados.

Unas fotillos:

Paul Sinclair.

Ciclistas recorriendo el anillo.

Parque Dehesa Boyal.

Estanque del parque, lleno de patos (que ricos, ñam)


Paul Sinclair tirando los tejos a una chica vestida de
época que paseaba por el parque.

Publicar un comentario